Abecedario de la Psicología: Bipolar

Bipolar

por Sergio García

El trastorno bipolar no es un trastorno nuevo, en las décadas anteriores se le llamaba depresión maníaca, trastorno maníaco-depresivo o ciclotimia. Estaría englobado dentro de los desórdenes del estado de ánimo.

En Estados Unidos, según la estadística, hay 17 millones de adultos (se da tanto en hombres como en mujeres) que sufren un trastorno del estado de ánimo cada año. Esto quiere decir que una persona de cada siete va a padecerlo en algún momento de su vida por lo que es probable que tengas a amigos o conocidos con este padecimiento.

En el trastorno bipolar la persona tendrá episodios de manía o “subidas” y episodios de depresión o “bajadas”, no tratándose de episodios de felicidad o tristeza motivados por razones lógicas, sino que obedecen a una dinámica propia del trastorno, no de la experiencia vivida por la persona.

  • Cuando hablamos de manía o subidas nos estamos refiriendo a que hablan de manera muy rápida, se les nota con mayor energía, duermen menos de lo habitual y están muy optimistas frente al futuro, hacen más deporte de manera muy acelerada, les irritan en mayor medida situaciones que antes eran toleradas por ellos y aumenta su impaciencia y su temeridad. Asociado por unan gran dificultad para concentrarse.

  • Y cuando hablamos de síntomas de depresión queremos decir que se pierde el interés por las actividades habituales, existe una alta fatigabilidad y una tristeza muy prologada en el tiempo, se piensa que hay falta de valía personal o profesional, se pierde el apetito y se merma la capacidad de experimentar placer aumentando pensamientos relacionados con ideas de desaparecer o autolíticos.

Las personas con trastorno bipolar pueden y deben tratarse, el psicólogo debe hacer el diagnóstico. Por lo que el profesional de salud mental deberá observar el comportamiento cuidadosamente para no confundirlo con TDAH, esquizofrenia, estrés postraumático, etc.

En estas personas, su percepción de la realidad está alterada. Y los afectos no se corresponden con la realidad circundante, hay una intensificación de las emociones muy llamativa.

Se va a necesitar un plan de tratamiento para averiguar qué ha sucedido en la mente de la persona para tener alteradas las sensaciones en su estado de ánimo.

Artículo publicado en EFE Salud.

Abecedario de la Psicología: Autoestima

Autoestima o Amor Propio

por Sergio García

 

Es la confianza que tenemos sobre nuestras actitudes y aptitudes para gestionar nuestras circunstancias de manera efectiva, y así conseguir la meta a la cual queremos llegar.

Se trata de una percepción “realista” de nuestro propio timón, entendiendo éste como una valoración acertada sobre nuestras posibilidades frente a una tarea, o a nuestra manera de desenvolvernos en nuestro entorno.

Es el criterio que una persona tiene sobre sí misma, de su apariencia física, de su desarrollo académico, profesional y personal, de la riqueza de su vida afectiva… Una valoración alta de varios de éstos ámbitos no garantiza una alta autoestima ya que es necesario un “quantum” mínimo en cada una de ellas, ya que no son departamentos estancos, si no que son vasos comunicantes.

La autoestima depende de la relación entre lo que creemos que somos y lo que queremos llegar a ser. Cuanta más distancia hay entre lo que “soy” (cualidades + debilidades) y lo que quiero llegar a ser (ideal del yo) mas baja será nuestra querencia hacia nosotros mismos.

¿Cuáles son las fuentes de la autoestima?


La segunda fuente son las personas a las que amamos y “escuchamos”, y por tanto cosemos sus opiniones y valoraciones en nuestro esquema o criterio personal; pueden ser compañeros de clase, de trabajo, amigos, parejas…
Son dos fuentes principalmente, el humano al entrar en el orden simbólico lo hace de la mano de las figuras de apego, los padres, la familia, es la primera que atiende los cuidados del niño y por lo tanto es quien suministra las frases necesarias para la conformación de la “primera imagen de sí mismo”.

Ambas fuentes están tamizadas por estímulos sociales y culturales que introducen elementos diferenciales sobre nuestra manera de pensarnos. Es decir, construimos la autoestima relacionándonos con los demás, en esa comparativa afirmo quien soy. Me acepto.

Si tienes autoestima entonces tienes la convicción íntima de que tienes valor como persona sabiéndote semejante y diferente. Además podríamos ver que resuelves adecuadamente:

  • Conflictos.

  • Negociaciones

  • El control de tus emociones

  • Aceptas la realidad que te circunda.

  • Confías en el proyecto con el cuál te has comprometido.

 

Artículo publicado en EFE Salud.

Invierno y psicología

Sergio García

El clima tiene un efecto en las personas y en sus estados anímicos. Por ello, se prefieren temperaturas medias y días de sol, donde se asocie el dormir con las horas sin luz.

Sin embargo, en España durante el invierno las horas con luz pueden finalizar a las 6 de la tarde; con respecto a los veranos, el ocaso serían las 10 de la noche. Y esta variación se nota en nuestro cuerpo y nuestra psiquis.

Si la intensidad del malestar es leve o moderada no se desarrollaría un trastorno, pero si somos vulnerables a estos ciclos de luz y oscuridad podríamos desarrollar un “trastorno afectivo estacional” o “depresión de invierno”, caracterizándose por la presencia de los mismos síntomas que una depresión del estado del ánimo común: desesperanza, falta de energía, dificultades de concentración, tristeza, irritabilidad pero añadiéndole signos específicos como somnolencia, por haberse incrementado la secreción de melatonina o subida de kilogramos, asociado a un mayor hambre de dulces y carbohidratos.

Además, podemos ser testigos de cómo al comenzar la primavera van siendo mas leves la mayor parte de estos padeceres, viendo entonces como quedan circunscritos a la estación invernal.

El ser humano tiene un reloj biológico regido por cambios asociados a la luz solar. Cuando hay menos luz solar, nuestro reloj biológico cree que es la hora de dormir y por ello produce más melatonina, hormona que nos ayuda a mantener y conciliar el sueño en el descanso de la noche.Los estudios exponen que éste trastorno se relaciona con alteraciones de la melatonina y la serotonina.

Y a la inversa, cuando amanece o hay mas luz solar, el reloj biológico vuelve a parar la producción de melatonina y empezamos a “desperezarnos” y a estar más atentos.

Esta es la explicación de por qué es la somnolencia una señal clave dentro del trastorno afectivo estacional.

Diversas investigaciones afirman que en latitudes altas, los países como Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca Suecia tienen un alto índice de depresión estacional. ¿Por qué? Porque tienen inviernos muy largos con extensas noches. Por ejemplo, Oslo, capital de Noruega, tiene una media de 5,5 horas de luz en los días de invierno y en Laponia no se pone el sol en todo el invierno.

También se ha relacionado el trastorno afectivo estacional, con los tipos de edificios en los que trabajamos, ya que si hay luz artificial exclusivamente podríamos tener las mismas carencias que aquellas personas que viven en países donde no hay apenas luz solar, teniendo peor rendimiento y mayor cansancio.

Otro neurotransmisor fundamental en nuestro reloj biológico es la serotonina que regula el estado de ánimo y que se sintetiza a través de nuestra alimentación siendo menor en el invierno, y relacionándose con la apetencia alimentaria y la satisfacción. Por ello, el consumo de carbohidratos y “azúcar” aumentaría su síntesis.

Se sabe que la fototerapia es una propuesta para el tratamiento de este trastorno, consistente en darse durante 30 minutos todas las mañanas rayos de una lámpara de luz a 10000 lux, además de un tratamiento psicológico convencional donde poder desarrollar estrategias específicas frente a este tipo de depresión.

Artículo publicado en EFE Salud

La batalla contra los «hijos parásito» se libra ya en los tribunales

(Colaboro en esté artículo publicado en ABC.es  por María Alcaráz Mayor el 

  • Cada vez más padres tratan de extinguir la pensión alimenticia a sus descendientes cuando son mayores de edad y no estudian ni trabajan.

 

Hay veces en las que sermonear a los hijos no es suficiente. Consejos y preocupaciones que más tarde se convierten en advertencias pueden llegar a un casos extremos, casos en los que un padre lleva a su hijo a los tribunales para retirarle una pensión alimenticia. El último ejemplo trascendió a los medios hace apenas una semana: la Audiencia Provincial de Albacete retiró a una chica de 24 años, por el nulo aprovechamiento de sus estudios, la pensión alimenticia de 600 euros que le daba su padre.

No es la primera vez que la justicia se implica en un caso similar. Hace poco más de un año la Audiencia de Cantabria puso fin a la pensión de un chico de 29 años y que desde que había cumplido la mayoría de edad tuvo una implicación nula tanto en los estudios como en la búsqueda de un trabajo. Otra sentencia distinta de 2015 determinó la retirada de la pensión de una mujer de 30 años matriculada desde el año 2006 en la licenciatura de Química Industrial y cuyo rendimiento escolar era nefasto. Todos casos en los que «ninis» se escudaban en estudios desaprovechados para seguir cobrando una manutención.

«Cuando desde un juzgado tienen que tomar este tipo de decisiones, siempre se está hablando de un fracaso familiar, pero no es responsabilidad solo de las familias, también es un fracaso social», explica a ABC Sergio García Soriano, psicólogo clínico. A nivel social, este tipo de casos pueden tener diversas explicaciones, variando desde una educación en la «sobreprotección» en la infancia hasta el comportamiento inmaduro de los hijos.

Aunque el profesional tilda de fracaso esta situación, también celebra que existan posibilidades para que en últimos términos los hijos no tengan los beneficios que tenían en un principio, y afirma que «es necesario tomar esta vía en este tipo de casos, porque los padres actúan en consecuencia de todo aquello que ya habían dicho y advertido».

phone-875488_640.jpg

Un mundo en deuda con ellos

La falta de madurez puede ser el detonante del tipo de situaciones reflejadas. García Soriano expone que muchos de los jóvenes no tienen una percepción de la responsabilidad necesaria y que, una persona que no se preocupa de sus cuestiones académicas tampoco lo va a hacer por tener una vida personal y laborable positiva. El psicólogo comenta que son personas «cuyo pensamiento es que el mundo está en deuda con ellos y que les tienen que satisfacer sin tener ellos ninguna responsabilidad». Aunque admite que hay varios factores que pueden fomentar este tipo de comportamientos, el profesional también admite que algunos de ellos y ellas pueden ser «simplemente unos vagos».

Beatriz Zapico, abogada en uno de estos casos, comenta que el plano monetario no suele ser el móvil por el que se interponen estas denuncias. La decisión de los padres de que sus hijos se formen para acceder al mundo laboral suele ser el motivo por el cual llegar a los tribunales puede ser una especie de ultimátum. «Este suele ser un proceso muy doloroso para los padres, lo que ellos quieren es que sus hijos aprovechen el dinero que les han dado para que se puedan desarrollar como adultos», comenta la abogada.

«Esto ya no tiene que ver con una cuestión económica, es más que los hijos necesitan enfrentarse a una consecuencia y si esta no puede ser por la vía diplomática y afectiva, debe ser por la judicial», apunta Sergio García Soriano. «En el caso de mi cliente, él quería darle a su hijo la mejor vida posible y se vio obligado a interponer la demanda ante la pasividad que el hijo mostraba por tanto estudiar como trabajar», comenta Zapico.

La sobreprotección de algunos padres durante las crianza de los hijos es otra de las explicaciones que se pueden dar a estas situaciones en las que se impide que los niños tengan las herramientas suficientes para poder madurar en el momento adecuado. Una persona joven que ni estudia ni trabaja puede tener esa actitud porque ha sido consentido. «Cuando los padres se divorcian suelen estar culposos porque el proyecto de vida finaliza y de alguna manera intentan darle a su hijo más de lo que este puede y debe recibir», dice García Soriano.

La motivación no es económica

Beatriz Zapico comparte una de las ideas que transmitió durante la defensa de su caso en los tribunales: «Un buen padre no solo es que abona una pensión, sino el que transmite valores como el del esfuerzo y el aprovechamiento y la estimación de este tipo de demandas está contribuyendo a que los hijos comiencen a entender tales términos». Una idea que agrupa la naturaleza de este tipo de casos.

Aunque el perfil económico no es el motor de este tipo de demandas, también juega un papel. En el caso llevado por Beatriz Zapico, la abogada explica que su cliente llegó a abonar más de 60.000 eurosen forma de pensión para su hijo, un dinero que no tuvo ningún tipo de beneficio para este, ya que no lo aprovechó en formación.

En la situación de la chica de 30 años, las dificultades económicas también jugaron una parte fundamental. El padre de la mujer pagaba, desde que esta alcanzó los 18 años de edad, 350 euros al mes para que la chica pudiera terminar su formación. Aunque el progenitor ya había presentado una demanda para pedir la extinción de la pensión en 2008, la cual fue desestimada, su situación empeoró cuando se quedó en paro y cobraba tan solo 426 euros, con los que debía asumir la manutención de su hija, en 2012.

Una nueva demanda fue presentada, gracias a la cual la cantidad de manutención se redujo a 150 euros, un dinero que el padre continuó asumiendo con dificultad. No fue hasta 2015, cuando la chica ya tenía 27 años y se llevó la sentencia al Tribunal Supremo, cuando el progenitor consiguió extinguir por completo la compensación económica.

smilies-1607164_640.jpg

«Parásito social»

Tanto Beatriz Zapico como Sergio García Soriano sacan a colación el término «parásito social». Aunque suena un poco extremo, ambos coinciden en que en estos casos los hijos demandados pueden denominarse parásitos. «Es una actitud en la que solo recibes pero no aportas. Es la actitud de creer que se tienen todos los derechos pero ninguna obligación. Parásito puede ser un término fuerte, pero representa la realidad de ciertos jóvenes», señala el psicólogo clínico.

Esto no evita que el profesional también defienda a todos los jóvenes que comparten generación con los «ninis» pero que sí estudian o trabajan. Explica que aunque el término le parece «descriptivo», también le parece «injusto», ya que hay muchos jóvenes que «están centrados y se parten la espalda trabajando y estudiando». Ambos afirman que la juventud se debe ver con toda su complejidad y que, aunque haya casos tan extremos como los que llegan a los juzgados, hay muchos tipos de jóvenes que sí están cumpliendo con el papel social que deben desempeñar a su edad.

 

(Colaboro en esté artículo publicado en ABC.es  por María Alcaráz Mayor el 

Entrevista sobre Fibromialgia en “El Canto del Grillo” (RNE)

1.- La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por un dolor intenso del músculo esquelético generalizado, fatiga…y ¿cuál es la prevalencia en España?

Sergio: La prevalencia es de 20 mujeres por cada hombre. La estadística dice que el 2.4% de la población mayor de 18 años encaja en este diagnóstico.

2.- ¿Es fácil el diagnóstico?

Es muy complicado porque los síntomas no tienen siempre la misma intensidad y se puede confundir con el Síndrome de Fatiga Crónica u otros trastornos…el paciente va de media a 6 especialistas hasta que se lo detectan.

3.- ¿Qué pruebas se utilizan para su detección?

Ahí está la clave de la dificultad, que el diagnóstico es clínico. Hay una gran intensidad en el aparato locomotor, dolores de cabeza, cansancio, alteración del sueño…

knee-2253047_640

4.- ¿Por qué es más frecuente en mujeres que en hombres?

El cuerpo ha sido el campo de la mujer culturalmente y, socialmente, el del hombre el comportamiento y el pensamiento. Ella se mira más, por lo que tiende a padecer más en el mismo, por la herencia cultural.

Y curiosamente se ce que no hay grandes diferencias en la fibromialgia por continentes, Occidente, Asia e incluso África, tienen una manera similar de enfermar con esta enfermedad.

5.- ¿Se puede hacer algo para prevenir su aparición?

Se pueden hacer cosas, pero hay un descadenante interno que es difícil de modificar. No obstante, la fibromialgia aparece con un desencadenante: el estrés emocional. Por ejemplo: Accidentes de tráfico, infecciones crónicas… acoso laboral o abuso sexual…

6.- ¿Y genéticamente se puede heredar la enfermedad?

Hay familias donde se da está enfermedad de manera mayoriataria, no esta encontrado un gen de la “causa-efecto” y los estudios son preliminares, yo siempre me pregunto qué mas que genético es que cada familia tiene una forma de enfermar y heredamos las frases, y nuestra posición frente a la salud.

7.- ¿La terapia es efectiva?

La psicoterapia te permite ver cómo te posicionas  frente a la salud enfermedad, ver que ejercicios físicos necesitas, te vuelve activo frente a la pasividad habitual en la enfermedad. Y te permite gestionar mejor emociones para reconfigurar el estrés en situaciones complejas de nuestra vida diaria.

blur-1867402_640

8.- ¿El paciente con fibromialgia tiene que hacer ejercicio físico teniendo dolor, cansancio…?

Sí claro.  Cuando hago lo que me da la gana entonces, la enfermedad psíquica se instala. Hay que cambiar hábitos, cambiar pensamientos, hacer ejercicio físico supervisado, dejar de fumar…el paciente tiene que estar implicado en su salud.

9.- ¿Cómo les animas o les motivas para ello?

Para cada paciente las palabras son diferentes, no hay un protocolo para ello, y si lo hubiera lo romperíamos todos los días…

Lo que yo les digo, es que me animen ellos a mí, por qué quieren que les trate…si me convencen seguimos y si no que busquen otro especialista…quiero tener buena “causística” y quiero pacientes implicados…si no que se vayan…

10.- ¡Qué duro!

Realista. No voy a perder ni  mi tiempo, ni el de ellos.

11.- Qué avances son los mas significativos en la actualidad

Bueno, yo creo que el mayor avance es poder detectarlo correctamente y poder ser atendido, hace 20 años se las pensaba como locas, desequilibradas, histéricas…se encontraban mal y al ir al médico te etiquetaban o te decían que te lo estabas inventando. En la actualidad existen profesionales que rechazan atender estas pacientes o que se declaran “fibromiálgicos escépticos” pero ya no son la mayoría…

Y en relación al tratamiento, el trato personalizado, la psicoterapia, el ejercicio físico…están dando muy buen resultado…

La detección precoz es fundamental…y saber que cursa en brotes que son desencadenado por estrés emocional…por lo que una manera de pensar diferente, palía y alivia el resurgimiento de dicha patología…

¿Vas a apostar en el Mundial? Tu cerebro te puede hacer ganar (o perder) mucho dinero

Les invito a leer este interesante artículo en el que colaboro.

Sergio.

Los expertos alertan de un enorme incremento de la ludopatía fomentada por la oferta ‘online’ relacionada con eventos deportivos. Su gran objetivo son los adolescentes

 

Es mucho más que fútbol. Estamos en pleno Mundial de Rusia y durante un mes tenemos la excusa perfecta para quedar con amigos en casa o en el bar en torno al televisor, tomar unas cañas y tener una fuente inagotable de conversación. Aún así, algunos pretenderán añadirle un poco más de picante jugándose la pasta.

Es muy fácil, las casas de apuestas deportivas nos bombardean con anuncios en televisión protagonizados por famosos, en las camisetas de los equipos y en las retransmisiones radiofónicas. Podemos jugar ‘online’ o acercarnos a alguno de los locales dedicados a este negocio, que proliferan casi en cualquier parte y donde, además, nos pondrán el partido. Una diversión inocente salvo cuando se convierte en obsesión.

De hecho, estamos hablando de la nueva cara de la ludopatía. “No hay sustancias de por medio, pero sigue los mismos mecanismos de cualquier otra adicción”, afirma a Teknautas el psicólogo Sergio García Soriano, especialista en este tipo de problemas.

Desde el punto de vista del cerebro, el juego activa el sistema límbico, que regula las emociones. Al igual que muchas actividades y sustancias, las apuestas deportivas generan dopamina y oxitocina, neurotransmisores responsables del placer, y ponen en marcha el circuito de recompensa, que nos motiva a realizar ciertas acciones para sentirnos bien.

El problema es que la relación con este estímulo se puede volver patológica. Cuando sucede aparece la tolerancia: “El jugador necesita dedicar cada vez más tiempo a las apuestas y que sean más intensas para sentir el mismo grado de satisfacción”. Y el síndrome de abstinencia: “Cuando no está jugando se encuentra irritable, se desconcentra e interrumpe su vida normal”. Todo es igual que en otras adicciones al juego, a las drogas o al sexo; el único matiz es si el proceso está desencadenado por una sustancia o por un comportamiento.

 

(Reuters)
(Reuters)

 

Según los datos del Informe Trimestral del Mercado del Juego Online, del Ministerio de Hacienda, en marzo de 2018 había más de 840.000 jugadores activos, mientras que cinco años antes superaban por poco los 300.000. Estas cifras incluyen juegos como el póker, los casinos y los bingos virtuales, además de las apuestas deportivas.

De las tragaperras al deporte

No obstante, el 43% de los nuevos casos que recibió en 2007 la Asociación para la Prevención y Ayuda al Ludópata (APAL), en Madrid, tienen que ver con los eventos deportivos. “Tradicionalmente, en España la inmensa mayoría de las personas que tenían problemas con el juego era por las máquinas tragaperras, pero ahora representan menos del 20% de las altas”, detalla Bayta Díaz, coordinadora del equipo de psicólogos de esta entidad.

En cambio, los problemas por apuestas deportivas se han disparado. Una década antes APAL no registró ni un solo caso. En 2011 ya superaron el 12% de las altas en la asociación; en 2015, eran más del 24%; y siguiendo esta progresión, se acercan a la mitad. Cuando estas personas o su entorno solicitan ayuda ya tienen dificultades muy graves, que pueden ser económicos y de relaciones sociales.

 

 

¿Qué está pasando? A los expertos les llama la atención el cambio de perfil de los adictos al juego. “Son gente mucho más joven, con mejor formación y un nivel socioeconómico más alto”, destaca la psicóloga.

Un perfil muy diferente

El adicto a las apuestas deportivas no tiene nada que ver con el típico jugador de tragaperras ni siquiera en el proceso que ha seguido hacia la ludopatía. Aunque la mayoría de los que manifiestan adicciones graves están ya en la treintena, “nos llegan chicos y alguna chica de apenas 17 o 18 años que empezaron a jugar hace sólo uno o dos años, mientras que lo habitual de los jugadores con problemas era que su afición se hubiese convertido en patológica a lo largo de una década”, asegura.

En su opinión, esta rapidez se explicaría porque las apuestas deportivas son muy fáciles y accesibles y, dentro de los adolescentes, comienzan a responder a un comportamiento social. “Se están instalando salones de apuestas deportivas frente a institutos, en teoría no deben permitir apostar a menores de edad, pero en la práctica hacen la vista gorda o basta con tener un amigo que haya cumplido los 18 para que apueste por ti”, comenta Bayta Díaz.

A lo mejor empiezan a quedar en salones de apuestas solo para ver el partido, pero acaban jugando dinero porque lo hacen sus amigos

“A lo mejor empiezan a quedar allí simplemente para ver el partido, pero acaban apostando porque lo hacen sus amigos, se interesan también por otros juegos y después lo hacen en casa por internet”, comenta. Después llegan los problemas: “Necesitan apostar, dejan de ir a clase, sufren ansiedad, discuten con sus padres… Algunos llegan a creer que podrían vivir de ello, dejar los estudios y dedicarse a las apuestas como forma de vida”.

Estrategias de marketing

Hibai López González, investigador de la Facultad de Psicología y Educación de la Universidad de Deusto, lleva años estudiando las estrategias de marketing de las apuestas deportivas a través del análisis de los anuncios y de entrevistas a personas en tratamiento. “La mayoría de los jugadores dicen que no les influye la publicidad, pero muchos de los que han sufrido problemas graves son capaces de reconocerse como víctimas”, afirma.

Entre el 0,5% y el 1,5% de la población llega a desarrollar algún problema con el juego, pero la situación es muy diversa según cada país. “En España venimos de una cultura en que la única apuesta deportiva era la Quiniela y como mucho las apuestas en frontones de pelota vasca. Es muy difícil que este tipo de juego genere adicción, porque rellenas el boleto y tienes que esperar a ver los resultados el fin de semana, pero con las nuevas formas de apostar por internet y en salones todo es inmediato, apuestas y a los cinco minutos tienes la recompensa”, afirma.

 

(Reuters)
(Reuters)

 

El factor del directo es fundamental, a cualquier hora del día hay competición, ya sea un partido de fútbol en Sudáfrica, uno de la NBA en Estados Unidos o uno de críquet en Australia. “Cerca de un 70% de las apuestas se hacen en directo”, comenta el especialista, “es lo que las hace atractivas, incluso ya se puede apostar en partidos virtuales que se generan por ordenador”.

Además, existe un rasgo propio de las apuestas deportivas que los especialistas llaman ilusión de control. “Existen dos tipos de apuestas, las basadas en el azar y las basadas en habilidad y conocimientos. Las primeras no requieren aprendizaje, es la lotería clásica en la que todo el mundo tiene las mismas posibilidades. Las apuestas deportivas serían un modelo híbrido, aunque influye el azar, un aficionado al fútbol sabe que es muy probable que el Barcelona le gane al Granada”, señala Hibai López.

Los anzuelos

Las casas de apuestas hacen hincapié en ese factor. Muestran como muy probable que vaya a suceder una serie de hechos y animan a los jugadores a realizar apuestas combinadas (sobre el resultado de varios partidos, el número de goles o qué futbolistas los marcarán, por ejemplo) y les crean una falsa sensación de seguridad. Al mismo tiempo, fomentan que el jugador trate de demostrar que es más inteligente que sus amigos o que la propia empresa y arriesgue más.

En las estrategias de captación, un factor fundamental son los bonos de bienvenida, promociones por la primera apuesta que parecen ofrecer dinero gratis sin riesgo del tipo “por los primeros 100 euros te regalamos 200 en apuestas”. Sin embargo, “en la práctica tienes que hacer un determinado número de apuestas antes de que puedas retirar esa cantidad y las casas ya tienen calculado que estadísticamente vas a perder todo el dinero antes de hacerlo”.

 

Cristiano Ronaldo protagoniza un anuncio de juego 'online'.
Cristiano Ronaldo protagoniza un anuncio de juego ‘online’.

 

También es esencial el hecho de que el dinero sea virtual. “Algunas de las personas a las que he entrevistado me comentan que quizá les habría sido más difícil soltar billetes con esa facilidad, pero incluso en los locales físicos usan esa estrategia, que se conoce desde siempre en los casinos cuando te cambian dinero por fichas”, apunta.

En una reciente investigación realizada con más de 600 jugadores españoles de apuestas deportivas, una de las conclusiones de Hibai López también resaltaba la importancia de participar a través del teléfono móvil. El uso de estos dispositivos era más frecuente entre los que tienen más problemas. Es decir, estar permanentemente pendiente de los resultados y las apuestas resultaría clave en el desarrollo de la adicción. “Lo que nos vienen a decir todos los estudios es que la frecuencia y la duración marcan la diferencia”, asegura.

La imagen positiva del deporte

A todo ello hay que añadir que “se están haciendo campañas muy fuertes centradas en el tirón que tiene el deporte entre los jóvenes”, afirma García Soriano. “El fútbol ofrece un caldo de cultivo muy bueno, porque tiene una imagen positiva en una sociedad muy centrada en lo audiovisual. Eso propicia una ausencia de control parental acentuada por la brecha digital que existe entre padres e hijos; los nativos digitales ya son adolescentes y adultos que nunca que han planteado que internet pueda ser fuente de problemas”, agrega, “la batalla de la rebeldía, propia de los adolescentes, hoy se da en el campo digital”.

Recomendaría a los padres que se fijen en sus hijos. Si cuando ven un partido en lugar de divertirse sufren ansiedad, algo va mal

“Cuando en los anuncios sale Cristiano Ronaldo o Rafael Nadal se proyecta una imagen de éxito que, obviando el esfuerzo que supone el deporte profesional, está prometiendo dinero y éxito en un click”, comenta la psicóloga de APAL.

“Yo recomendaría a los padres que se fijen en el comportamiento de sus hijos. Si cuando ven un partido en lugar de divertirse sufren ansiedad y miran continuamente cómo van sus apuestas en el móvil, puede ser síntoma de que algo va mal”, destaca.

Como asociación, “pedimos que al menos haya algún tipo de control de la publicidad, como sucede en el caso del tabaco y el alcohol, no están prohibidos, pero sabemos que son potencialmente dañinos y, cuanta menos exposición, mejor”.

 

Enlace al artículo original: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2018-06-22/mundial-rusia2018-cerebro-apuestas_1582463/

DISFUNCIONES SEXUALES EN EL HOMBRE (II): La eyaculación precoz y la eyaculación retardada

Segunda parte de las conversaciones sobre disfunciones sexuales en el hombre.

 

¿Eyacular precozmente o de manera retardada es un enfermedad?

holzfigur-980802_640La eyaculación precoz no es una enfermedad, sino “un des- control debido a causas muy diversas, y que puede conducir a múltiples problemas”, no sólo para el que la padece, sino para su pareja y la relación entre ambos. Este trastorno esta mediado por factores culturales y morales de la persona.

 

La eyaculación precoz primaria y secundaria, dependiendo de si el varón nunca ha tenido control sobre la eyaculación (primaria), o si lo tuvo y lo perdió (secundaria). ¿Se tratan las dos igual? ¿Cuál es más frecuente?

Se realizó  un estudio en el año 2000 en nuestra consulta con 2.165 hombres con eyaculación precoz, en el 80 por ciento de ellos, tal disfunción es primaria, frente al 15,5 por ciento en los que es secundaria.

La secundaria es más sencilla porque el hombre, ya sabía manejarse anteriormente, se conoce mejor y tenía una mayor seguridad en sí mismo.

A veces, algunos hombres tienen algún episodio esporádico de eyaculación precoz. ¿Cuándo se debe acudir al psicólogo?

man-2037255_640No siempre es bueno acudir al especialista, si solo te ha pasado una vez, hay que estudiar qué aspectos estaban en juego ese día. Hay que acudir cuando se hace habitual y eso genera un sufrimiento al varón y a su pareja.

¿Qué lo puede generar?

Cómo pienso la sexualidad y el placer de mi pareja. Si tengo una personalidad donde interrumpo y no acabo muchas conversaciones, proyectos…mi sexualidad habla de mi personalidad. También hemos descubierto en las consultas que la eyaculación precoz en el fondo está relacionada con una excitación permanente con estímulos que no habíamos pensado que lo eran durante el día, y en el fondo estos estímulos forman parte del preámbulo sexual por lo que cuando vamos a la cama, esa máxima excitación (y que hemos retardado involuntariamente) se hace patente.

¿El origen es emocional o físico? ¿Y cuáles son las pautas conductuales?

Cuando es físico no acuden a nuestras consultas.

No son de útiles los consejos o indicaciones del terapeuta porque la eyaculación precoz se debe a la falta de control de un reflejo y la sexualidad y la moral suele ser latente. Si bien el psicólogo debe averiguar las características del caso para dar las claves sobre aquellos estímulos donde la excitación es máxima y él no se da cuenta. O también puede ser una manera de “molestar” a la pareja, por lo que habría que resolver los asuntos y rencores pendientes.

¿La pareja puede ser parte del problema y parte de la solución…?

Es bueno incluir a la pareja, si esta es estable. Para poner en palabras la situación de la pareja y poder conocer los ritmos sexuales de ambos y las posibilidades de mejora…

 

Sergio García Soriano
Psicólogo

Contacto: tel. 660 046 657
www.psicologosergiogarcia.com