Monthly Archives: April 2015

¿Por qué nos gusta tanto Juego de Tronos? Por Sergio G. Psicólogo

daenerys-targaryen-14498¿POR QUÉ NOS GUSTA TANTO la serie JUEGO DE TRONOS? (Primera parte)

Esta noche se estrena la quinta temporada de manera simultánea en diferentes países. Me queda la duda sobre si los 5 capítulos que se han filtrado por las redes, han sido un pirateo o un estrategia de marketing para generar más noticias y expectación. Desde Perdidos, no había vuelto a escuchar tanta presencia de una serie de tv. Siendo esta la década de oro de las series.

Pero me pregunto qué tiene Juego de Tronos, por qué nos gusta tanto. Ver alguno de los capítulos es inyectarte “cinismo” en vena directamente…mucho más refinados que los antiguos episodios de “Melrose Place”. El ritmo de la serie, la duración de los planos, la música, los tempos de las escenas producen una serie de efectos sobre el espectador que mantienen la atención…

El guión es muy coloquial hablan de manera muy sencilla, si hay que decir tacos se dicen, cuando corresponde…llega tanto que impacta sobre ti, algunas de las conversaciones aunque estés haciendo otra cosa durante su visionado, consigue que al día siguiente, comentes con alguien, ese capítulo, es fácilmente comprensible, si le prestas alguna atención. Mañana en EEUU será imposible tomar el metro sin que alguien nos haga un spoiler. Mostrando lo bien que funciona el boca-oreja.

No nos olvidemos del título, “Juego de tronos”, ya nos pone en relación lo lúdico: el jugar y la jerarquía del poder, de llegar a ser el rey, la dificultades de la gobernanza y el acceder a ello…en el fondo, pese a que se configura en la edad media, está atravesado por la actualidad española e internacional. Fruto de ello, es que el periodismo y el humor han sido plataformas mediáticas muy potentes sobre la serie. Cómicos de canales competidores de la cadena de la serie, utilizan los personajes para ilustrar algunas de sus parodias…

Los encuadres, los decorados y las interpretaciones son notables, de tal manera que cuando te sientas frente al televisor, tienes la sensación de que te sientas a ver un espectáculo medieval de primera índole, consigue que tengas la sensación de estar en las primeras butacas de un gran teatro. A esto hay que añadirle, la moda estadounidense de filmarse viendo o esperando que comience Juego de Tronos.

“El Trono” también es el “orinal” o “water” para los niños, o un lugar para “comer” más alto y adecuado, una suerte de atalaya…en términos coloquiales, también nos puede sugerir su título, un espacio para que nadie nos moleste, donde vamos a ser “voyeur”, sin ser mirados y sobre todo sin ser asesinados, lo que más me desagrada es la gran cantidad de muertes que hay por capítulo y donde no se salva nadie. Al igual que en Psicosis, la mujer era asesinada en los primero 30 minutos y nos teníamos que cambiar nuestra identificación con otro personaje, aquí igualmente, tenemos que hacer estas variaciones cada nueva temporada.

Aunque no lo reconozcamos y nos moleste, nos encantan las series de buenos y malos y aunque mantienen este truco en la trama de los personajes, no obstante, hay cierta profundización y de desarrollo de los personajes que permiten alguna reflexión.

Lo sexual está a la orden del día, (23 minutos entre las cuatro temporadas) aunque nada igualitario por cada 7 desnudos femeninos, hay uno masculino. Sin embargo, se ven muchas secuencias donde ellas tomas el liderazgo en el cortejo y ellos no se asustan.

La aparición de zombies (al final de la segunda temporada) el ser humano tiene que resolver para sí, la idea de la muerte, por esto los zombies siempre atraen porque en el fondo son los inmortales: los muertos vivientes, ¿hay algo más eterno que esto?

Advertisements